ANÉCDOTAS DEL REV. CANDELARIA

En el año 1980 me llamó el Señor a plantar una iglesia en el Bo. Garrochales de Arecibo. Para entonces era un jovencito con tan sólo 20 años de edad. Al comienzo de esta pastoral  contaba con un puñado de 6 personas que asistían a la iglesia. Estabamos  en un local con cabida para 45 personas. Quería darme a conocer en la comunidad, pero no sabía cómo hacerlo.  Queria evangelizar el barrio para llenar el local de gente, pero no tenía idea cómo hacerlo.Comencé a orar y a pedirle dirección al Señor hasta que un día ocurrió lo que voy a contar:

 

Un residente de aquella comunidad era dueño de la única gasolinera en el barrio. Por desgracia, unas personas armadas con pistolas llegaron al establecimiento, asaltaron al dueño y lo mataron para robarle el dinero.

 

La noticia corrió por el barrio como polvora.  Yo me enteré también y fuí al velorio para darle el pésame a la viuda. Pensé que aquella era la oportunidad que yo tenía para darme a conocer y evangelizar. 

 

Me enteré que aquella era una familia muy católica, líderes muy estimados en la iglesia. Me acerqué a la viuda con gran timidez y me presenté como el nuevo pastor de la comunidad, que tenía interés en orar por la paz y el consuelo de la familia.

 

La viuda estaba muy desconsolada y me permitió hacer la oración.

Fuí breve. Al terminar le dije a Juanita (la viuda); este domingo llevamos a cabo un servicio a las 6:30 pm. Quisieramos invitarlos a todos para poder orar por ustedes y pedirle al Señor que les conceda mucha fortaleza ante la pérdida tan querida.

 

La viuda aceptó la invitación y yo me fuí contento. Esta era la primera persona con quien había establecido contacto en la comunidad. Dí gracias a Dios por la oportunidad y oré intensamente para que Dios me diera un mensaje que llegara al corazón de aquella familia.

 

Llegó el esperado domingo. Estabamos cantando cuando de repente al estacionamiento comenzaron a llegar vehículos. Se lleno de carros y gente comenzaron a entrar al local. Sorprendentemente 45 visitas ocuparon las sillas. Los que estaban adentro adorando tuvieron que levantarse para dejar que la visita tomaran asientos.

 

Miré para ver si podía reconocer a alguien, cuando al fin pude ver a la viuda con sus hijos. Me acerco y le pregunto; ¿quiénes son toda esa gente? Ella me contestó: Esos son mis hermanos, sus esposas, mis sobrinos y mis padres.

 

Eran sus 10 hermanos(as),  con sus esposas, los hijos de estos y los  abuelos. Me llené de gozo al ver la iglesia llena. Cantamos, oramos y predicamos. Cuando terminé de predicar hice una invitación para la reconciliación con el Señor. Pronto pasó un joven apuesto, se aferró a mis pies llorando y suplicando a Dios que lo perdonara. Oré por él y cuando se incorporó vi un rostro radiante de paz. Un alma nueva se habia salvado por la misericordia y la gracia de Dios.  

 

Inmediatamente después de hacer este anuncio se me acerca un caballero. Era el hermano mayor de la familia. Me pedía que le diera la oportunidad de hablarle a su familia. Tenía mis reservas de permitirle dicho privilegio, pero él insistió. Le dí el micrófono y para sorpresa mía esto fue lo que dijo:

 

"Cuando salí de mi casa hablé con Dios y le dije; Si mi hermano cambia su vida (deja de ser homosexual) y se convierte a la religión, yo también me voy a convertir. Hoy declaro que me convierto e invito a mis hermanos, hermanas, sobrinos y a mis padres que hagan lo mismo esta noche".

 

Todos pasaron al altar dieron su corazón a Cristo y se fundieron en un abrazo, llorosos, pero lleno de gozo y alegría. Así nació la Primera Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en el Bo. Garrochales de Arecibo.  

 

Cuando alguien vive una experiencia de dolor y pérdida, su corazón está fértil y vulnerable a la voz del Señor. Pastor, busca oportunidades como éstas y verás los resultados.

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Lynda Rivera (lunes, 20 julio 2009 20:49)

    Esto demuestra que debemos estar siempre alerta y preparados, porque no sabemos a cuantas personas podemos impactar dandole el mensaje a un a sola persona.

  • #2

    Amparo Colon (lunes, 27 julio 2009 17:31)

    Hermosa experiencia que demuestra lo que Dios hace, cuando hacemos lo que nos ha mandado y dejamos el resultado en sus manos....

  • #3

    Angel Ramos (sábado, 17 octubre 2009 19:08)

    Vemos que Dios nunca se equivoca; tremendo testimonio. Dioas les bendiga.

  • #4

    Přemysl (martes, 10 julio 2012 17:28)

    will come back before long

  • #5

    juan jose Morataya (domingo, 23 febrero 2014 16:18)

    ministro jose77@hotmail.com

  • #6

    Pastor Carlos Osorio (sábado, 24 mayo 2014 18:06)

    Después de Pastorear tres iglesias tradicionales en termino de casi diez años (2015-2014) y ver el poco avance por las estructuras existentes; el leer una experiencia como esta es la que sueño y espero pronto iniciar con la ayuda de Dios para tener mayor impacto en la comunidad para gloria de Dios y extensión del Reino de Dios. Gracias pastor por su testimonio Atte. Pastor Carlos Osorio. (carlosal_osorio@yahoo.com.mx) (Guatemala, Centroamerica).

  • #7

    Pastor David Charles (lunes, 29 septiembre 2014 13:46)

    Gloria a Dios por este GRAN testimonio, y la relfexion a seguir ministrando la Palabra en todas las situaciones de la vida de las personas y las propias.
    A EL sea la Gloria Bendiciones mis Hermanos y reciban un saludo desde Saltillo Coahuila Mex.
    Y REV. CANDELARIA que el Señor le siga usando

Dios nunca se equivoca
DIOS_NUNCA_SE_EQUIVOCA.pps
Presentación Microsoft Power Point 231.5 KB